Cómo construir una vivienda sostenible

Cómo construir una vivienda sostenible

Cómo construir una vivienda sostenible

Las casas sostenibles consisten en tecnologías que permiten almacenar y generar energía a partir de fuentes renovables y materiales especiales que permiten la autosuficiencia en calor y electricidad. Será crucial que las medidas se coordinen de manera óptima para lograr la eficiencia energética.

Las baterías y los paneles solares son uno de los elementos más habituales de las viviendas sostenibles. Además, tienen una orientación específica que permite aprovechar al máximo el calor del sol y la luz que genera.

En primer lugar, antes de empezar a construir una casa de este tipo, es necesario tener en cuenta los aspectos principales.

  • Establecer un presupuesto
  • Saber hacer funcionar la casa ecológica
  • Utilizar energías renovables y eficiencia energética
  • Utilice materiales respetuosos con el medio ambiente
  • Administrar bien el agua
  • Llevar un estilo de vida respetuoso con el medio ambiente de acuerdo con el funcionamiento del hogar

Las casas de consumo cero

Las estrategias pasan por la aplicación de criterios constructivos basados ​​en una orientación que favorezca la entrada del sol en la vivienda en invierno y la proteja en verano mediante medios sencillos como un porche, un alero en la zona más aislada o un sistema de persianas regulables. que evitan la luz solar directa.

Recomendado: ⇩⇩

Es importante minimizar el uso de energía para tener un buen aislamiento que no permita que el calor se escape en el invierno o se sobrecaliente en los meses más cálidos. De esta manera, se necesitan menos dispositivos para calentar o enfriar las habitaciones, lo que reduce significativamente el consumo de energía y la huella ecológica. Como mucho, la caldera de biomasa o la estufa de pellets o de leña se suelen utilizar para aumentar la temperatura en zonas muy frías.

Tener en cuenta los siguientes factores a la hora de construir una vivienda ecológica:

  • Emplear el uso de las energías renovables para construir una casa ecológica:

Mejorar nuestro objetivo requiere el uso de energía limpia para satisfacer las necesidades de aire acondicionado del hogar. Hay muchas posibilidades: fotovoltaica, geotérmica, eólica, caldera de biomasa, generador de biocombustibles, solar térmica.

  • Materiales: Como por ejemplo, la madera, que es un material ecológico y natural si procede de plantaciones gestionadas de forma sostenible. Se puede utilizar para la estructura, para el revestimiento, para las paredes y mezclado con otros materiales como aislamiento de paredes.
  • Orientación de la casa: Concretamente, para saber el ángulo del sol, necesitas conseguir el mapa del sol, un gráfico del curso del sol, para saber qué parte de la fachada recibe más y menos sol.
  • Aislamiento natural: En los edificios se produce un intercambio de calor-frío entre el interior y el exterior a través de las paredes y los techos, explica Gabriel Gomera, y por ello la composición de los materiales constructivos es muy importante en los sistemas arquitectónicos pasivos.

El diseño bioclimático

  • Las ventilación cruzada: Otro aspecto fundamental que garantiza una temperatura de confort y un ahorro energético de hasta un 85% en casas pasivas, tanto en invierno como en verano, es la ventilación, favorecida por la colocación estratégica de las ventanas y una distribución interior de las estancias que favorece la ventilación cruzada. Sucede, por ejemplo, al abrir una ventana en la fachada sur de la casa y otra en la fachada norte para permitir que el aire circule por la casa sin ser obstruido por puertas, tabiques o compartimentos.
  • La ventilación forzada: La normativa técnica de la edificación exige un sistema de ventilación forzada y mecánica para las nuevas edificaciones, que además de regular la temperatura y la humedad, también renueve el aire contaminado con CO2 a través de la respiración y las radiaciones de televisores, ordenadores, electrodomésticos… el aire de las viviendas es tóxico.
  • La recuperación del calor: El aire debe extraerse por estancias húmedas (aseos) y debe entrar por estancias secas: salones y dormitorios. Este sistema de ventilación y recuperación de calor simultánea permite que el aire exterior que entra intercambia energía con el aire que sale, manteniendo la casa a una temperatura agradable. Aunque es el único elemento mecánico en este tipo de casas, es muy eficiente.

Luces LED para casa interior y exterior

Sistemas de automatización del hogar

Cómo ahorrar energía en 2022

Cómo construir una vivienda sostenible

La domótica y la eficiencia energética

La Biomasa como fuente de energía renovable

5/5 - (1 voto)
Comparte esta publicación
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad