¿En qué consiste el inglés empresarial y por qué es tan importante?

¿En qué consiste el inglés empresarial y por qué es tan importante?

¿En qué consiste el inglés empresarial y por qué es tan importante?

El inglés empresarial o de negocios en términos generales es el inglés que se utiliza y se relaciona con el comercio internacional, las finanzas y el mundo industrial.

En entornos multinacionales, el inglés empresarial se ha convertido en la herramienta clave para personas no nativas inglesas para comunicarse con empresas anglosajonas e internacionales que utilizan el inglés como lengua común.

Por todo esto, el inglés de negocios se requiere en cualquier trabajador que quiera unirse a una empresa internacional o bien comunicarse y competir en mercados internacionales.

El inglés, aunque no es la lengua más hablada del mundo, es indiscutiblemente una de las lenguas más populares y con mayor número de estudiantes, convirtiéndose así en el lenguaje del trabajo o el puente de unión entre países y empresas.

El objetivo principal del inglés de negocios es el intercambio de mensajes formales para alcanzar acuerdos internacionales entre agentes, clientes y empresas.

El inglés de negocios utiliza un lenguaje formal

El inglés de negocios, a diferencia del inglés convencional, utiliza un lenguaje más formal y específico dirigido a la comunicación entre empresas y clientes, así como para comunicarte correctamente y siguiendo un protocolo dentro del tejido empresarial de una empresa.

Para ello, necesitarás ciertas habilidades y aptitudes especiales que se complementan con el inglés convencional y van un poco más allá.

Necesitarás aprender a escribir cartas y emails en inglés, preparar presentaciones, lenguaje específico de negociación o charlas cortas con clientes, jefes o contratadores.

Teniendo esto en cuenta, estas habilidades ya están consideradas como un requisito básico dentro de la cooperación internacional y una pieza clave para el mundo empresarial y conseguir un empleo en el extranjero.

3 consejos básicos para empezar a hablar un correcto inglés empresarial

Como mencionamos anteriormente, el inglés empresarial difiere del inglés convencional que, aún siendo el mismo idioma, tiene una serie de reglas y formalidades diferentes que son necesarias conocer para que tu mensaje llegue alto y claro y no haya ningún problema en la comunicación.

1. Inglés empresarial claro y conciso

Cuando se usa el inglés en contextos internacionales, es de vital importancia ser lo más claro posible y no dejar nada a la libre interpretación.

Si no eres lo suficientemente claro en tu inglés empresarial escrito o hablado, perderás bastante tiempo intentando transmitir una idea con precisión. Correrás el riego de perder clientes, la posibilidad de conseguir un empleo y, en definitiva, perderás dinero.

Al contrario que el inglés utilizado en poesía y literatura, que el mensaje se deja muchas veces abierto a la interpretación e imaginación del lector, el inglés de negocios tiene que ser lo más concreto y preciso posible para que el mensaje se plasme y llegue exactamente como lo quieres comunicar.

2. Vocabulario corto y directo

De nuevo comparamos el inglés de negocios con el inglés más literario, ya que son dos tipos de lenguaje diferente que pueden darnos un buen ejemplo para saber como diferenciarlos y cómo utilizar el inglés de negocios de una forma adecuada y correcta para conseguir los mejores resultados.

El inglés literario utiliza unas introducciones, descripciones y un vocabulario más sofisticado para que el lector pueda sumergirse en un mundo imaginario y pueda imaginarse libremente lo que el escritor quiere transmitir con su mensaje.

En cambio, el inglés empresarial funciona completamente diferente, ya que el objetivo es utilizar las menos palabras posibles para ir directos al grano y comunicar el mensaje lo más rápido con la mayor claridad posible.

En el inglés de negocios existen diferentes proverbios, idioms, clichés, phrasal verbs y demás fórmulas lingüísticas que se utilizan como atajos para acortar el mensaje y conseguir un mayor impacto en el lector demostrando que puedes comunicar de una manera simple y profesional lo que realmente quieres decir sin mayores complicaciones.

3. Usa una gramática simple y efectiva

Siguiendo en la línea de la practicidad, el uso de una gramática compleja usando tiempos verbales complejos no te servirá de mucho si lo que quieres es transmitir un mensaje claro y directo que sea absorbido a la perfección por el receptor del mensaje.

El inglés de negocios se centra más en palabras que indiquen acción y reflejen el tiempo verbal en el que se realiza la acción en lugar de usar estructuras gramaticales complejas.

¿En qué consiste el inglés empresarial y por qué es tan importante?

Vea cómo GF Immigration Law ayuda a los inmigrantes con sus problemas

Servicios de traducciones de Español a Italiano e Italiano a Español

5/5 - (2 votos)
Comparte esta publicación
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad